RECETA | Nuestras albóndigas de pollo al tomillo

Written by

albondigas-de-pollo-al-tomillo

¡Muy buenas de nuevo!

Hoy vamos a hablar de comida, de un clásico de todas las casas, del plato favorito de millones de personas, ¡LAS ALBÓNDIGAS! No podía ser otra cosa =D

Os contamos cómo hacemos las nuestras, las albóndigas de pollo al tomillo que tenemos desde hace años en nuestra carta.

¿Las has probado? ¿Te gustan? ¿Quieres hacerlas en casa? ¡Pues apunta, que en 10 pasos las tienes listas para comer! Ve preparando el pan y pelando unas patatas para acompañar, que estas albóndigas están en 3… 2… 1… ¡al lío!

 

Ingredientes:

– PARA LAS ALBÓNDIGAS –

  • 500 gr de pechuga de pollo
  • 100 gr de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cucharada de sal
  • 1/2 cucharada de pimienta
  • 1/2 cucharada de nuez moscada
  • 1/2 cucharada de pan rallado
  • 1 huevo
  • 50 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva para freir

– PARA LA SALSA –

  • 500 gr de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 500 ml de nata para cocinar
  • 1/2 cucharada sopera de tomillo
  • 1/2 cucharada sopera de sal
  • Pimienta al gusto

 

Elaboración:

1. Empezamos picando la cebolla y el ajo, tanto de las albóndigas como de la salsa y reservamos por separado.

2. Picamos el pollo (picadora, robot de cocina o que te lo preparen en la carnicería).

3. En un bol, mezclamos el pollo con su parte de cebolla y ajo que habíamos reservado.

4. Añadimos el huevo, el vino, la sal y las especias.

5. Vamos añadiendo pan rallado poco a poco y mezclando hasta conseguir la textura deseada.

6. ¡Es el momento de bolear! Vamos formando las bolitas del tamaño que más nos guste y las freimos en una sartén con un fondo de aceite de oliva.

7. Una vez doradas, retiramos y reservamos. ¡Es hora de hacer la salsa!

8. Doramos la cebolla y el ajo junto con el tomillo en una olla.

9. Añadimos la nata, salpimentamos y, cuando rompa a hervir, retiramos del fuego y batimos.

10. Ahora sí, solo queda añadir las albóndigas y dejar cocer unos minutos a fuego lento para que se mezclen los sabores.

¡Y a disfrutar! 😉